criptomonedas • nft • criptoactivos • blockchain • criptodivisas


Últimas actualizaciónes:

El Consejo de Estabilidad Financiera y su marco para las criptos

Criptomate
Criptomate Noticias

El marco regulatorio global para actividades con criptoactivos establecido por el FSB tiene como objetivo abordar los desafíos y riesgos asociados con los criptoactivos y las stablecoins, y establecer una regulación coherente que proteja a los inversores y a la estabilidad financiera.


El 17 de julio de 2023, el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB, por sus siglas en inglés) publicó su marco regulatorio global para actividades con criptoactivos con el objetivo de promover la integralidad y la consistencia internacional en los enfoques regulatorios y de supervisión.

Este marco final incorpora lecciones aprendidas de los eventos del último año en los mercados de criptoactivos y comentarios recibidos durante la consulta pública del FSB.

La base del marco se fundamenta en el principio de «misma actividad, mismo riesgo, misma regulación», lo que proporciona un sólido fundamento para asegurar que las actividades con criptoactivos y las llamadas criptomonedas estables estén sujetas a una regulación consistente y exhaustiva, acorde con los riesgos que representan.

 

Tabla de contenidos

Tabla de contenidos

 

Hechos claves
  • El FSB establece marco regulatorio global para criptoactivos y "stablecoins".
  • El principio "misma actividad, mismo riesgo, misma regulación" es la base del marco.
  • Enfoque en salvaguardar activos de clientes, prevenir conflictos de interés y cooperación transfronteriza.
  • El marco no incluye regulación para Monedas Digitales de Bancos Centrales (CBDCs).
  • El FSB coordina con organismos internacionales para promover enfoques regulatorios coherentes.

Inestabilidad y vulnerabilidades en el ecosistema de criptoactivos

Los acontecimientos del último año han resaltado la volatilidad intrínseca y las vulnerabilidades estructurales de los criptoactivos y de los actores relacionados.

Asimismo, han ilustrado que el colapso de un proveedor clave de servicios en el ecosistema de criptoactivos puede transmitir rápidamente riesgos a otras partes de dicho ecosistema.

Es evidente que si los vínculos con las finanzas tradicionales siguen creciendo, los efectos derrame de los mercados de criptoactivos hacia el sistema financiero global podrían aumentar.

Ante esta situación, el Grupo de los Veinte (G20) encomendó al FSB coordinar el establecimiento de un marco regulatorio, de supervisión y de vigilancia efectivo para los criptoactivos.

El marco regulatorio toma en cuenta las lecciones de los eventos del último año en los mercados de criptoactivos y los comentarios recibidos durante la consulta pública del FSB. Está compuesto por dos conjuntos distintos de recomendaciones.

Recomendaciones de alto nivel para la regulación, supervisión y vigilancia de las actividades y mercados de criptoactivos.

Estas recomendaciones de alto nivel abarcan una amplia gama de aspectos, desde la protección de los activos de los clientes hasta el abordaje de los riesgos asociados con los conflictos de interés y el fortalecimiento de la cooperación transfronteriza.

Sin embargo, es importante destacar que estas recomendaciones se centran en abordar los riesgos para la estabilidad financiera y no cubren de manera exhaustiva todas las categorías específicas de riesgos relacionados con las actividades con criptoactivos.

También se enfatiza que las Monedas Digitales de Bancos Centrales (CBDC, por sus siglas en inglés), concebidas como pasivos digitalizados de los bancos centrales, no están sujetas a estas recomendaciones.

Recomendaciones de alto nivel revisadas para la regulación, supervisión y vigilancia de los acuerdos de "stablecoins" globales.

El marco regulatorio también incluye recomendaciones revisadas de alto nivel para los arreglos de stablecoins globales.

Estas son criptomonedas diseñadas para mantener un valor estable vinculando su valor a una reserva de activos subyacentes, como monedas fiduciarias o materias primas (por ejemplo: respaldada con oro).

Dada su creciente popularidad y uso, estas stablecoins han requerido una atención regulatoria especial para asegurar su estabilidad y minimizar los riesgos sistémicos.

El FSB ha fortalecido ambas series de recomendaciones de alto nivel en tres áreas clave:

  • Salvaguardar adecuadamente los activos de los clientes: dado que las actividades con criptoactivos pueden implicar el manejo de grandes sumas de dinero, la protección de los activos de los clientes se vuelve crucial para mitigar posibles pérdidas.
  • Abordar los riesgos asociados con conflictos de interés: al operar en un campo financiero emergente y en evolución, es esencial evitar conflictos de interés para garantizar la transparencia y la equidad.
  • Fortalecer la cooperación transfronteriza: dado que las criptomonedas operan en un ámbito global sin fronteras definidas, la cooperación entre jurisdicciones se vuelve fundamental para una regulación coherente y efectiva.

El marco regulatorio global de criptoactivos desarrollado por el FSB ha sido resultado de una estrecha colaboración con los organismos de normalización sectorial (SSBs) y las organizaciones internacionales para garantizar que el trabajo en curso relacionado con la supervisión y regulación de las actividades y mercados de criptoactivos esté coordinado, mutuamente respaldado y complementario. 

El marco también incluye un plan de trabajo compartido que el FSB y los SSBs han desarrollado para el año 2023 y más allá, con el objetivo de continuar coordinando sus esfuerzos para promover el desarrollo de un marco regulador global completo y coherente, incluida la provisión de orientación más detallada por parte de los SSBs, así como el seguimiento y la divulgación pública de los avances.

El marco regulatorio global para actividades con criptoactivos establecido por el FSB busca ser un paso significativo hacia una regulación más coherente y efectiva en el campo de las criptomonedas.

A medida que los activos digitales continúan ganando terreno y se integran cada vez más en los mercados financieros tradicionales, la necesidad de un enfoque regulatorio sólido se vuelve cada vez más evidente.

La coordinación entre los organismos internacionales y las jurisdicciones, parece ser clave para garantizar que los riesgos se aborden de manera integral y que el crecimiento saludable del mercado de criptoactivos beneficie a los inversores y a la estabilidad financiera global.